lunes, 23 de enero de 2012

Closed.


La vida está llena de momentos que nos hacen decidir, hay decisiones serias y otras más tontas.
Esta desde luego a primera vista pueda parecer una decisión banal, la de dejar de escribir aquí, pero la verdad es que estudiando el número de entradas que tiene este espacio y todo lo que he escrito a lo largo de unos cuantos años yo al menos, para mi, la veo una decisión importante. Más de lo que parece a primera vista.
El hecho es que se acabó este blog. Al menos de momento y en un largo periodo.
Creo que de todos los textos que he escrito aquí he sacado varias conclusiones:
Una de ellas es que no me arrepiento de nada de haber hecho esto allá por el 2008. Ni de repetirme hasta la saciedad en muchos de estos escritos.
Sin quererlo en un primer momento ha sido un pequeño diario de mi vida, que de una manera más o menos metafórica me ha ido mostrando mis errores, mis alegrías, mis penas, mis ansiedades, mis experiencias, mis obsesiones, mis manías, mi visión del mundo y del amor y todas esas cosas que ahora veo con unos sentidos más calmados y con la tranquilidad que otorga poco a poco la experiencia de vivir; de caer y levantarse. De seguir soñando y conociéndome.
Y la otra es, sin duda, el saber aprender de los errores. Algo que a veces ni el mejor de los amigos te puede ayudar a superar, sino tu mismo con la revisión de los recuerdos, y este blog ha sido desde luego una gran ayuda.
Sin muchas más cosas que decir, y sin querer caer en la tentación de darle a esto más repercusión de la que tiene, solo quería desear a la gente que me lee, me ha leído, y me leerá que os vaya muy bien en vuestras respectivas vidas y que espero que alguno de mis textos otorgue un poco de claridad a vuestros días feos y no tan feos y podáis sentiros identificados aunque solo sea un poquito en medio de esta vorágine.
Un abracete y mucha paz y amor para todos.

No hay comentarios: