viernes, 31 de diciembre de 2010

[Este año se termina]

Último día del año 2010; balance del año...
Ha sido un año pasional en el buen y mal sentido. De contrastres.
De arriba a abajo continuamente.
Un plus la experiencia del Erasmus, sin duda, lo más importante que ha pasado por mi vida.
La vida en Coruña increíble, como siempre.
La gente ha cambiado y me encanta, todos más adultos, más en nuestro sitio.
Los amigos de siempre siguen ahí. Los bares, como no, también.
La tranquilidad de saber que ahora vuelvo a Italia también permanece, tengo que seguir creciendo allí.
¿Qué que espero del 2011...?
Tranquilidad, muchos, muchos viajes y conocer mucha gente nueva.
Será un año donde, si todo sale bien, viaje por casi toda Italia y encima añado el viaje a Amsterdam y posibles viajes a Atenas y Praga.
Sin olvidar por supuesto el concierto de Rhapsody en Roma con mi hermano Celtar.
Pero dejaré de hablar de los posibles planes. Prefiero vivir este momento y asombrarme con lo nuevo, luego vienen las decepciones...
Mientras esperamos a que llegue el nuevo año, os dejo aquí este temita de reggae, posiblemente el descubrimiento más importante musicalmente hablando de mi vida desde que hace ya unos siete añitos el Heavy empezó a amoldarse por mi vida.
Feliz año a todos gente, cuidaros mucho ;)
Y por supuesto, capaz.

miércoles, 29 de diciembre de 2010

[Más allá del muro del sueño]

Simplemente me fui a casa.
Y desde allí todo eran tan, tan sencillo...
Ojalá algún día pueda volver a empaparme de ese momento a la luz de la hoguera.
Mientras tanto seguiré esperando, tranquilo, dejándome mecer por el devenir del tiempo y la tranquilidad de estas frioleras fechas, en la orilla del mar.

viernes, 24 de diciembre de 2010

[John Popper & Blues Traveler || with Ziggy Marley]

Hay canciones que simplemente están a otro nivel.
El sentimiento no se queda solo en el pelo de los brazos totalmente erizado, en lágrimas que raudas recorren las mejillas mientras están se elevan sonriendo.
Van más allá.
A algún lugar alejado de lo real y lo mundano.
Es cerrar los ojos y soñar.
Os invito a que soñeis conmigo...
Feliz navidad a todos :)

jueves, 23 de diciembre de 2010

[Acerca de los bares...]

Que será de mis bares cuando yo me haga viejo.
¿Seguiré, tendre el valor de volver a entrar a unos de esos sitios lejanos de la realidad, donde me vaciaba de los desperfectos de la vida, de las alegrías injustificadas solo por el mero hecho de sentirnos vivos... que será de mi en aquel entonces?
Quizás este acabado, trabajando en una oficina de mierda donde el sueldo no me aporta la supervivencia de sobrevivir a fin de mes, quizás sea un músico frustrado vendiendo sus penosas interpretaciones a los menos entendidos... pero sonreiré solo al recordar.
Quizás, quizás.
Lo que si esta claro, es que esos rincones tan humanos, tan llenos de vivencias, seguiran guardando nuestras historias en la pared, las cuales, silencionsas, aguardan un nuevo momento, una nueva etapa donde otros niños, tan nuestros, puedan volver a escuchar al oido de las mismas las historias de los bardos...

viernes, 17 de diciembre de 2010

[En casa]


Al llegar a casa me bloqueé, eran muchos abrazos pendientes.
No sabía que decir acerca de la llegada.
Muchas lágrimas sinceras, muchos paisajes que siempre han estado ahí y no me di cuenta hasta el instante que os volví a ver y comprendí de una manera totalmente diversa lo que supone esto para mi.
Simplemente sentirme aquí, en mi otra casa, la primera de todas.
Lejos del olor a café por la mañana, de platos de pasta, conversaciones alocadas y cipreses mecidos por un viento cada vez más gélido.
Estoy en Galicia. Al fin.
La que me vió crecer y me ha refugiado del mundo que ha veces no ha sido justo.
Ahora me he dado cuenta.
Estos tiempos que vivo me gustan, creo que era lo que todos esperábamos después de tanto caos y tanto luchar contra las mismas sombras.
Ver las caras con las que llevas soñando volver a ver desde hace tres meses es algo increíble, me entenderá quien halla experimentado algo parecido. El irse lejos y volver de nuevo.
Hay cosas que sigen inmutables, la sensación de que el tiempo ha pasado por una parte, pero por otra se ha quedado completamente detenido.
Los rayos de sol que entran por mi ventana cuando me levanto después de una noche donde he bebido más de la cuenta ahora ya no molestan.
Simplemente los disfruto; este mes.
Este pequeñito intervalo de tiempo que estoy aprovechando al máximo.
Esperaba grandes rencuentros y los encontré.
Poco a poco la tranquilidad vuelve; la vida mecida por el devenir del que pasará cambia para amoldarse de nuevo a esa rutina gallega que tanto me gusta y me ha gustado.
Que siempre ha estado ahí.
Es curioso, han tenido que pasar 8 días para ser consciente de que estoy en casa, cerca del mar. Con los míos y mis bares.
Al fin estoy aquí. Con vosotros.
Si alguien arriba puede escucharme: déjame jugar un poco con el tiempo.
Porque este mes quiero que pase muy, muy lento.
No estoy acostumbrado a soñar tanto tiempo despierto.
Y por primera vez en mi vida, es la primera vez que no me inquieta. Solo disfruto.

sábado, 11 de diciembre de 2010

[Para vosotros]

Mientras veía todas aquellas cosas alejándose, toda aquella belleza enmarcada en un cuadro dentro de mi mente; entendí lo bella que estaba siendo esta etapa de mi vida, fue en ese instante cuando lo comprendí de verdad y cuando el mundo me mostro su faceta más perfecta y su lado mas melancólico.
Toda aquella gente que hacía de ese cuadro la gran obra maestra que lograba vislumbrar no desaparecieron junto con el resto de edificios antiguos y cipreses bañados por el sol mientras yo me alejaba en aquel avión.
Siguieron ahí, y solo bastaba un cerrar de ojos para extraer un recuerdo y sentirlo como si fuese presente.
No puedo intentar explicar las relaciones humanas y lo que estas conllevan, no tengo ni el vocabulario ni el conocimiento, pero si puedo dar una afirmación que muchos estudios intentar teorizar y ahora sé que no lo lograran jamás.
El verdadero sentimiento de sentirse vivo, respirar dentro de ese cuadro y formar parte de vosotros.
Estos tres meses allí han sido maravillosos y creo que todos hemos cambiado mucho, se ve en el gesto, en las sonrisas, incluso en las lágrimas…
Dicen que una imagen vale más que mil palabras; y es cierto, las fotos también son distintas.
Y es que por muy bonita que sea Perugia este sueño no hubiera sido posible sin vosotros.
Os voy a echar de menos en Navidad, y es que muchos de nosotros hemos conectado en esta vorágine llamada Erasmus.
Desde Galicia os mando muchos besos.
Esos lares seguirán siendo también mi casa mientras vosotros sigáis existiendo; os quiero mucho.

domingo, 5 de diciembre de 2010

[Para ti]


¿Dónde se quedo nuestro tiempo? ¿Cuánto hemos perdido de nuestras vidas en los meses que no hemos tenido contacto?

Estás preguntas aparecían en mi mente una y otra vez recordándome lo injusto que es el Destino con las personas humanas, lo cruel que la vida puede llegar a ser cuando escribimos mal las letras.
Ahora quizás lo comprenda más claro, no solo te necesito, no solo has sido mi verdadero hermano de la luz todos estos años. Has sido quien siempre ha estado ahí. No siempre personalmente, pero sí dentro de mí, enseñándome, haciéndome ver los defectos y las genialidades de la existencia, conociendo las relaciones humanas y todo lo que eso conlleva. Avivando el fuego de una amistad que nunca paró de crecer.
Se torcieron nuestros planes en una milésima de segundo y nos separamos en medio de un infinito vacio que tornaba cada vez más y más inalcanzable.
Quizás fue una señal de que necesitábamos crecer separados, cambiar y dejarnos llevar por el mundo que no nos ha dejado ser justos con nosotros mismos. Más ahora comienzo a ver el final de ese infinito vacio, una luz resplandeciente llena de esperanza, tranquilidad y un vuelta a empezar.
No desde cero, sino desde dos. Porque ese ha sido siempre nuestro numero. Dos, inseparable el uno del otro.
Empezaremos desde la base, veremos nuestro cambio y las nuevas vivencias por separado, la falta de hábito nos catapultará a un torrente de emociones intensas y de melancolía. De haber vivido una vida, por algún tiempo, en diferentes hilos, separados. Pero siempre atados en algún punto inconcebiblemente lejano. Perdido entre los muros del sueño.
Ahora estamos juntos de nuevo y volamos en busca del Opresor; recogiendo polvos de estrella por el camino que guardaremos en lo más profundo de nuestra alma y veremos como algunas se apagan y otras nuevas florecen, se hacen más intensas y juegan con nosotros.
Estoy buscándote y ya sé dónde encontrarte, ya consigo verte en un punto profundo de mí ser, esperándome.
Te he echado tanto de menos…

Volveremos a encontrarnos... quizás en las resplandecientes brumas de la Espada de Orión, quizás en una desierta meseta del Asia prehistórica. Quizás en un sueño esta misma noche, imposible de recordar; quizás en otra forma, en los eones por venir, cuando el sistema solar ya no exista.

jueves, 2 de diciembre de 2010

[Enialis Näilo]


Pero henos aquí, igual que en las grandes historias, señor Frodo, las que realmente importan, llenas de oscuridad y de constantes peligros. Ésas de las que no quieres saber el final, porque ¿cómo van a acabar bien? ¿Cómo volverá el mundo a ser lo que era después de tanta maldad como ha sufrido? Pero al final, todo es pasajero. Como esta sombra, incluso la oscuridad se acaba, para dar paso a un nuevo día. Y cuando el sol brilla, brilla más radiante aún. Esas son las historias que llenan el corazón, porque tienen mucho sentido, aun cuando eres demasiado pequeño para entenderlas. Pero creo, señor Frodo, que ya lo entiendo. Ahora lo entiendo. Los protagonistas de esas historias se rendirían si quisieran. Pero no lo hacen: siguen adelante, porque todos luchan por algo. ¿Por qué luchas tú ahora, Sam? Para que el bien reine en este mundo, señor Frodo. Se puede luchar por eso.